martes, 28 de junio de 2016

Felícitas Sánchez Aguillón, la Ogresa de la Colonia Roma


     Sí. Es cierto, la cuenta es variable según épocas y países, pero los varones homicidas suelen superar estadísticamente a las mujeres en una proporción que oscila entre ocho a una y once a una. Más sencillo todavía: sólo una décima parte de los asesinos son mujeres. Pero, tal vez, algunos de los crímenes que más repulsión causaron nunca y algunas de las páginas más terroríficas  que se escribieron nunca en la historia del crimen, hayan tenido como protagonista a una mujer. En el caso de Felícitas Sánchez Aguillón, el mal nos entrega su peor estampa. La historia de esta mujer no es para estómagos sensibles, ya lo advertimos, porque, además, sus víctimas fueron los más indefensos: niños de corta edad, incluso bebés.

     
     Era el 8 de abril de 1941. Los operarios, un plomero y unos albañiles, recibieron una llamada que parecía igual a otras tantas: la alcantarilla del edificio del número 9 de la calle Salamanca, estaba obturado. Así lo hacía saber el dueño de una tienda de abarrotes, un estanco, Francisco Páez, que aseguraba que parecía que el atasco se encontraba en el origen mismo de la toma domiciliaria. Páez tenía su comercio en el primer piso del edificio, por lo que los albañiles procedieron a levantar el piso del negocio para poder acceder a la alcantarilla. Fue entonces cuando tropezaron con un espectáculo que les revolvió las tripas y les produjo unas fuertes náuseas. Bajo la nube de miasmas que olía a carne putrefacta y descomposición, un amasijo de lo que parecía ser una mezcla de carne, gasas, sangre y algodones, obturaba la conducción del agua. Alguno de ellos, venciendo las ganas de vomitar, comenzó a rescatar algunos de los elementos de esa pastosa mezcla. Y allí, como un chivato mudo que quisiera despejar todas las incógnitas, apareció un cráneo humano. El cráneo de un niño.

martes, 21 de junio de 2016

S.O.S. Internet: Información y recomendaciones para padres de hijos con acceso a internet.

           
     Por Carolina López Salas
         
    Es el cumpleaños de tu hijo/a y has decidido cumplir su deseo regalándole un dispositivo electrónico. Pero, ¿sabes la edad mínima recomendada para el uso del teléfono móvil?, ¿conoces los riesgos de Internet para un menor? ¿Conoces las pautas de seguridad para protegerse en Internet? Si tu respuesta a alguna o todas de las preguntas anteriores es “no”, no te preocupes, en estas líneas resolveré de forma breve y concisa dichas dudas, recomendando siempre ampliar esta información con otras fuentes. A mayor información, mayor prevención.
Los niños son lo que se ha dado en llamar “nativos digitales”, esto es, han crecido rodeados de una tecnología que no existía hace unos años. Para ellos, los smartphones, tablets y ordenadores son herramientas o instrumentos que han estado ahí prácticamente desde su nacimiento.  Las redes sociales o la mensajería instantánea son parte de su vida diaria y, en ocasiones, ocupan gran parte de su tiempo, por el uso continuado que dan a las mismas.
Sin embargo, esta normalización de las nuevas tecnologías puede generarles una falsa sensación de seguridad en Internet y de control ante algunas de las situaciones a las que se enfrentan en el día a día en dicho contexto, lo que les puede llevar a adoptar comportamientos de riesgo.
Así, la mayoría de los niños no saben utilizar estas herramientas de forma segura, pudiendo suscribirse a contenidos de pago o acceder de forma voluntaria o involuntaria a contenidos que no son apropiados para su edad –contenido pornográfico, violento, o discriminatorio, apología del delito, etc.-, además de las páginas webs o blogs que ponen en peligro la vida de los menores rindiendo culto a los trastornos de la alimentación -por ejemplo las páginas tan lamentablemente conocidas como Ana y Mia- o que incitan a los menores a la autolesión (self-injury), mediante conductas que pueden llevar al suicidio como ahorcamientos o cortes. Otra consecuencia muy negativa del uso inadecuado de Internet y sus herramientas asociadas puede ser una fuerte adicción a estas nuevas tecnologías.
La victimización en la red puede producirse a través del acceso ilegal a los archivos contenidos en un teléfono móvil, tablet, pc o nube, mediante engaño en redes sociales, chats, páginas web, email o Internet en general. Si nosotros debemos tener cuidado con los fraudes online, servicios de compraventa, subastas online, casinos y apuestas, pagos online o acceso a la banca electrónica, con nuestros hijos debemos hacer hincapié en instruirles en un buen uso de la webcam, en las precauciones a la hora de acceder a las Wifis públicas, al descargar aplicaciones – entre otras cosas por el desconocimiento de los permisos que otorgan- o acceder a navegadores o juegos online, entre otros, además de proteger adecuadamente nuestro siestema informático y nuestra Wifi.
Entre los delitos a los que pueden verse expuestos en la red se encuentra el robo de identidad digital y los derivados del sexting y el sexcasting, tales como el ciberbullying, el grooming o la sextorsión, entre otros.

viernes, 17 de junio de 2016

Pietro Arkan: La bestia llegada de Moldavia

           
Ficha policial de Pietro Arkan

En julio de 2003 el moldavo Pietro Arkan fue condenado a setenta y cinco años de cárcel después de que el juez considerara probada su culpabilidad en los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, homicidio en grado de tentativa en concurso ideal con delito de atentado por disparar contra un policía, agresión sexual, lesiones, tenencia ilícita de armas y allanamiento de morada como medio para cometer un robo con violencia e intimidación. Y todo ello en un único caso.

Hay que remontarse hasta la noche del 19 al 20 de junio de 2001 en Pozuelo de Alarcón. En aquel momento, esta localidad madrileña contaba con un importante número de urbanizaciones separadas por una amplia distancia. En un chalet de dicha población residía el abogado Arturo Castillo junto a su mujer y sus dos hijas. Hacia las 3:45 de la madrugada, Pietro Arkan llegó a la vivienda del abogado con la intención de cometer un robo. Dos españoles, Julio Rodríguez y Manuel España, le acercaron a la casa y quedaron en recogerle cuando el moldavo acabara su trabajo. A partir de ese momento daría comienzo una espiral de violencia que haría que Pietro Arkan se ganara el apodo de La Bestia.

sábado, 11 de junio de 2016

Formas de Reclutamiento en el Terrorismo Yihadista Actual

           
       Por Antonio García Sancho

  Debido al contexto de globalización y desarrollo tecnológico de que disponemos hoy en día, fenómenos indeseables como el terrorismo también tienen a su disposición un amplio abanico de recursos que hacen más compleja la detección de sus actividades y, por tanto, la evitación de riesgos. Por tanto, igual que la forma de actuar de los terroristas se ha adaptado a los nuevos tiempos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deben, de la misma manera, adaptarse de modo parejo y especializarse aún más si cabe.
     Consideramos que es vital, por lo tanto, intentar trasladar los mayores esfuerzos posibles, que ya se invierten en la persecución del delito y su investigación -cuya prioridad es restablecer el orden y la justicia- también a la inteligencia policial, cuya función es preventiva y que nos permitirá detectar los movimientos de las células terroristas en el momento en que se ponen en marcha, para adelantarse a los terroristas, interceptar a los agresores y evitar sus atentados y sus otros delitos en un tiempo previo a su comisión.
     Uno de los elementos fundamentales para lograr llevar a cabo esa tarea preventiva con éxito es la detención de los reclutadores cuya misión es ganar adeptos para el Yihad[i]. Y, como para vencer al enemigo hay que conocerlo, este trabajo se orienta en el análisis y estudio de las formas de captación de estos sujetos. Así, analizaremos, como paso previo para comprender este fenómeno, en qué grado se ha transformado el terrorismo contemporáneo, qué grupos pueden ser considerados de mayor riesgo y cómo han logrado alcanzar esa relevancia. A continuación, desarrollaremos más en profundidad cuál es su “modus operandi” para captar adeptos para su causa, qué perfil (si lo hay), tienen quienes se dejan capturar por la seducción del yihadismo y qué esfuerzos está realizando la policía y los cuerpos especializados en la lucha contraterrorista para capturar a los reclutadores.

viernes, 3 de junio de 2016

Así nos vigila Facebook

Por Luis Muñoz Sánchez

Facebook se ha convertido en una forma de documentar todo lo que se hace a diario. El día de playa con la familia, la noche en la discoteca, el viaje a Cancún y los logros cotidianos no pueden dejar de compartirse en esta red social, pero, ¿Sabes hasta dónde has dado permiso a esta herramienta de utilizar todo lo que publicas en ella?

Las conclusiones del estudio “¿En serio estuviste de acuerdo con esto? La evolución de la Política de Privacidad de Facebook” (Did you really agree to that? The Evolution of Faceboook’s Privacy Policy), elaborado por la Universidad de Harvard son cuanto menos alarmantes.

Y es que los autores aseguran que la popular red social ha empeorado su política de privacidad desde 2005 hasta 2015, según el portal web del periódico ABC.